Rectifico: Death Stranding es el juego más interesante del año

Lo reconozco. Quien tiene boca se equivoca. Durante bastante tiempo he sido crítico tanto con Death Stranding como con Kojima. Esto no fue gratuito, o quizá un poco sí, pero básicamente me fundamentaba en la poca información real sobre el juego. Ahora no puedo hacer otra cosa que comerme mis palabras, y aunque el juego ha despertado amor y odio a partes iguales, he de reconocer que lo estoy jugando y me está gustando bastante más de lo que esperaba.


Esto no es un análisis, básicamente porque todavía me queda mucho juego por delante. Es más una reflexión que me gustaría compartir. Esta vez Kojima lo ha hecho bien. Los que llevamos años en el sector estamos ya cansados de jugar siempre a los mismos juegos, a la falta de innovación, de creatividad. Bien, luego llega un juego como Death Stranding que propone algo totalmente nuevo y le metemos palos por todos lados. Los seres humanos somos así: ni comemos ni dejamos comer.

Espectacular imagen con arco iris invertido.


El último juego de Kojima podrá gustarte más o menos en su propuesta jugable, eso es totalmente lícito, en su historia o incluso en sus mecánicas fallidas como los enfrentamientos. Pero desde luego, Death Stranding es un soplo de aire fresco en un sector donde el copia y pega está a la orden del día. Es cierto que bebe de influencias de muchos otros juegos, como Zelda Breath of the Wild, por supuesto, pero no es menos cierto que nadie había intentado enfocar un juego en dar interés a los desplazamientos del punto A al punto B. Y oye, contra todo pronóstico no le ha quedado nada mal.

Hay que reciclar… ¡pero ahí no!


Me encuentro en el acto 3, donde supuestamente está la mayoría de la parte puramente jugable (ya sabemos que Kojima mete mucho vídeo). Y me encuentro ante un Death Stranding que me permite una libertad muy satisfactoria, con multitud de encargos, un mundo abierto interesante, donde vas desbloqueando gradualmente diferentes herramientas que te van haciendo la vida un poco más fácil y con un multijugador inteligente y adictivo, inspirado levemente en los souls, y que va a dejar poso en futuros juegos.

Dos mejor que uno.

Lo dicho. Death Stranding es de esos juegos que siempre quieres 30 minutos más. Apagas la consola y sigues pensando en el juego, en el próximo encargo, en por dónde irás y si llevarás mucha carga o no. Y esto hacía tiempo que no me pasaba; quizá desde Destiny 1.

Un lujo ir en moto por las carreteras asfaltadas… pero tendrás que construirlas.


Rectificar es de sabios, y me equivoqué. Haced como yo y dadle una oportunidad… quizá no os guste, pero quizá descubráis un juegazo que os ayudará a cambiar el chip y valorar más nuestro medio.

Quizá también te interese: ¿Es el momento de vender la PS4?

Nunca dejé de soñar despierto, ni a pesar de la edad, de los convencionalismos o los prejuicios... y eso fue gracias a los videojuegos, sin los que yo no seria yo ni me podría reconocer frente al espejo.

2 comentarios en “Rectifico: Death Stranding es el juego más interesante del año

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s