Análisis de Luigi’s Mansion 3, la perfección de una saga

Ya comenté hace unos días mi amor por la saga Luigi’s Mansion, y no es baladí; se trata de un juego que nunca ha defraudado y siempre ha tratado de aportar nuevas mecánicas a esa fórmula casi perfecta que ya impusiera Nintendo en la añorada GameCube. Luigi’s Mansion 3 para Nintendo Switch es la cuadratura del círculo, la perfección de los survivals de cachondeo o de los juegos de puzle. Porque al final, como digo, Luigi`s Mansion 3 no es otra cosa que un gran puzle repleto de momentos divertidamente terroríficos; aunque debamos admitir que estamos ante un terror muy infantil, cosa que ya damos por sentada y aceptamos de inicio al tratarse de un personaje de la franquicia Mario.

Luigi’s Mansion 3 es gráficamente impecable

La puesta en escena ya no es aquella tan mítica de Luigi con el mapa entrando en la mansión del juego original, pero no está mal. Luigi y el resto de amigos, incluido Mario, son invitados a un hotel de lujo para pasar unas perfectas vacaciones. Una vez dentro todos nuestros amigos desaparecen y nos daremos cuenta de que todo era un engaño de Boo para vengarse de nosotros. Bajo esta premisa nos encontramos unos primeros compases de juego que sorprenden gráficamente. Todo está cuidado con un gran detalle. Las primeras dependencias del hotel maldito nos dejan un buen sabor de boca en el plano artístico y veremos multitud de detallitos e interacciones con nuestra aspiradora, que podrían perfectamente no estar ahí… pero están.

Un castillo medieval forma parte de uno de los pisos de Luigi’s Mansion 3.

Evidentemente no podemos hablar de un apartado gráfico puntero, no olvidemos que estamos en Switch, pero es que tampoco el juego lo necesita, pero sí que nos sorprenderemos con cositas como la movilidad de la arena, la interacción con los escenarios y lo bien que se ve el juego tanto en su modo portátil como en el modo sobremesa. Podemos decir que entra bien por el ojo, y se nos hace muy bonito de jugar.

Su punto fuerte: la jugabilidad

Pero el plano en el que indiscutiblemente brilla este Luigi`s Mansion 3 es en el jugable. Como hemos comentado, básicamente se trata de un juego de puzles. Cada sala, cada habitación, cada pasillo es todo un reto. Quizá no en las primeras estancias, que como sabéis los juegos de Nintendo siempre utilizan de forma magistral a modo de tutorial camuflado para enseñarnos las dinámicas jugables, pero sí en los pisos más avanzados. Esto nos lleva a la estructura del juego, que funciona a la perfección mediante un sistema que gira alrededor del ascensor. Se trata de un hotel en el que cada piso tiene una ambientación totalmente diferenciada, hasta el punto de incluso romper la lógica de los pisos, ya que, por ejemplo, la planta 10 (por poner una al azar) puede tener dentro 3 niveles de altura; esto rompe la lógica real de la estructura, pero se agradece y lo perdonamos rápido en aras de nuestro bienestar jugable. Como digo, al inicio solo podremos acceder a unas pocas plantas desde este ascensor, y el avance se consolidará consiguiendo un botón de ascensor nuevo de cada jefe final, que nos permitirá acceder a la siguiente planta y su consiguiente jefe.

¿Te vas a perder esta maravilla?

Como digo, los puzles no suelen ser especialmente complicados, pero de vez en cuando encontraremos algunos que nos exprimirán bien el tarro. He llegado a estar 30 minutos parado en una habitación pensando la manera de resolverla. Esto habrá a quien no le guste, pero creo que en general es necesario que este tipo de juegos, que pese a ser muy asequibles para todos los públicos, también ofrezcan algún pico de dificultad que nos suponga un reto a los más hardcoretas.

La música de Luigi’s Mansion 3 acompaña perfectamente la acción y se adapta tanto a las diferentes ambientaciones de cada escenario como a los diferentes momentos y “sustos” por parte de los fantasmas. Además es un placer escuchar las típicas frases de un Luigi atemorizado por todo.

Luigi’s Mansion 3 tiene una duración adecuada para su propuesta: más largo se haría pesado, y más corto dejaría mal sabor. Nunca aburre. Es un juego que se saborea poco a poco, en esos ratos que te apetece jugar tumbado en el sofá, tranquilo, dándole un poco al coco y disfrutando de algo divertido y simpático pero de una gran calidad. No nos dejemos engañar, detrás de esa fachada de juego infantil, Luigi’s Mansion 3 esconde una propuesta muy divertida y desafiante que no deberíamos dejar pasar.

Por méritos propios Luigi’s Mansion 3 se ha convertido en uno de los mejores juegos del año en Nintendo Switch, y esto, como digo, no es baladí.

Nota de Luigi’s Mansion 3

9,5

⭐⭐⭐⭐⭐⭐⭐⭐⭐

Quizá también te interese: Análisis de Zelda Link’s Awakening

Nunca dejé de soñar despierto, ni a pesar de la edad, de los convencionalismos o los prejuicios... y eso fue gracias a los videojuegos, sin los que yo no seria yo ni me podría reconocer frente al espejo.

2 comentarios en “Análisis de Luigi’s Mansion 3, la perfección de una saga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s