The Outer Worlds es mucho mejor juego de lo que parece

No he podido resistirme, y a pesar de la cantidad de juegos que tengo últimamente esperándome en la estantería, muchos a medio jugar: The Last of Us Remastered, Spiderman, The Order 1886, The Surge 2, Zelda Link’s Awakening, Luigi’s Mansion… ahora voy y decido ponerme de lleno con The Outer Worlds, la gran apuesta de Obsidian, esa empresa especializada en los buenos juegos de rol y padres de Fallout New Vegas. Y aunque este juego es multiplataforma, de aquí en adelante serán exclusivos de Microsoft, que como ya sabréis ha comprado el estudio para que desarrolle títulos de rol en exclusiva para la plataforma Xbox.

Dicho esto, he de aclarar que mis expectativas eran normalitas, tanto por los diferentes análisis de la prensa especializada como por comentarios de algunos amigos. No obstante, me he decidido porque tenía ganas de un juego así y, además, la ambientación me encantaba: esa mezcla retrofuturista (aunque no tan retro), con aires a Fallout pero a su vez con diferentes mundos y naves espaciales.

El diseño artístico de The Outer Worlds es espectacular.

Gráficamente muy bonito

Una de las cosas que más miedo me daba era lo que mucha gente apuntaba: “gráficamente no es gran cosa”. Bueno, he de decir que no estoy para nada de acuerdo con esta afirmación. Una vez aclarado que lo estoy jugando en PC, a 2K y con todo a ultra, debo decir  que es de justicia darle más importancia a este apartado de la que se le está popularizando. El juego es muy bonito desde el minuto uno. Evidentemente no es Red Dead Redemption 2, pero tiene un diseño artístico de un gusto impecable y el motor gráfico cumple muy bien con lo que se le exige. El resultado es un juego muy resultón que, si bien no alcanza la maestría en este aspecto, logra un notable alto sin ningún tipo de duda.

Primer combate en The Outer Worlds a lo rasqui.

The Outer Worlds no es Fallout, aunque se parece

Pero el punto fuerte del juego no es ni mucho menos su genial aspecto gráfico. Las mecánicas de juego, como buen RPG, es lo que diferencia a los grandes de los mediocres del género. The Outer Worlds es un Fallout que se gusta en ser diferente. El combate, debemos aclarar, bebe fuertemente de Fallout, pero también lo mejora, bajo mi punto de vista, sustancialmente. Como shooter no es perfecto, aunque tampoco deja malas sensaciones. Lo que lo diferencia es poder ralentizar el tiempo durante unos instantes en base a una especie de barra de magia. Si nos quedamos quietos pasará tan despacio que parecerá que hemos paralizado el tiempo. En cambio si nos movemos o disparamos la barra bajará a gran velocidad. Esta mecánica resulta esencial en el combate y nos ayuda a salir airosos de mil situaciones. Además, mientras estamos en esta especie de tiempo bala podemos obtener información esencial de nuestros enemigos: una breve descripción, sus fortalezas o sus debilidades.

Primer combate de francotirador en The Outer Worlds.

Otro aspecto importante es el sistema de misiones. Nos encontramos ante un mundo semiabierto pero que para nada nos hace sentirnos faltos de libertad. Tendremos multitud de misiones diferentes que nos irán mandando los diferentes personajes con los que nos vayamos encontrando: unas serán principales, otras secundarias o de diferentes tareas para conseguir extras. Aún así todas se sienten con el suficiente interés como para no sentirnos mensajeros. Además hay un sistema de toma de decisiones que hará que cambien ciertos aspectos de la historia, como decidir si abastecemos de electricidad a una lúgubre ciudad o a un poblado de exiliados libres. Y las consecuencias de nuestras decisiones estarán ahí.

Los paisajes de The Outer Worlds nunca dejan indiferente.

El universo de The Outer Worlds

Su mundo, o mejor dicho, su universo, es amplio y ofrece una gran variedad de localizaciones basadas en un sistema con diferentes planetas y lunas que podremos visitar. No es No Mans’s Sky, pero tampoco lo necesita. Además en cada uno de estos lugares tendremos diferentes puntos de aterrizaje que nos abrirán nuevos mapas. Como digo, se trata de mapas semiabiertos que cumplen muy bien el cometido de abordar la historia sin difuminarla en exceso, lo cual siempre es bueno.

Ya para terminar quiero recomendar este juego a cualquier amante del rol occidental, especialmente si sois amantes de la ciencia ficción. Veréis como los chicos de Obsidian no os van a defraudar.

Quizá también te interese: El actor que dobla a Kratos en God of War conoció al actor que dobla a su hijo un año después

Nunca dejé de soñar despierto, ni a pesar de la edad, de los convencionalismos o los prejuicios... y eso fue gracias a los videojuegos, sin los que yo no seria yo ni me podría reconocer frente al espejo.

Un comentario en “The Outer Worlds es mucho mejor juego de lo que parece

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s