Estoy mayor para jugar a Fortnite

El Battle Royale de referencia se hace cuesta arriba para los gamers más clásicos

Debo reconocer que a mis 35 años me considero ya vieja escuela en esto de los videojuegos. No es algo malo, pues es mucho lo que he jugado y los recuerdos que llevo a mis espaldas desde que me iniciara en los salones recreativos de los lejanos ya años 80 y 90.

Toda una odisea construir mientras te están disparando.

Imagino que a muchos de mi generación os pasará algo parecido, y es que por muchas virtudes que tenga Fortnite, por muy divertido que me parezca y por muy bonito que se vea en pantalla… tiene una serie de características intrínsecas a su género, y otras particulares, que me alejan de la propuesta de Epic Games. Veámoslas:

  1. A Fortnite no lo eliges, Fortnite te elige a ti. Es decir, puedes jugar sin descanso todas las partidas que quieras, pero se trata de un género tan particular que el que es manco difícilmente podrá estar en la cúspide.
  2. La construcción: Nos encontramos ante un shooter, pero claro, la idea original de Fortnite era una especie de oleadas donde había que construir todo tipo de estructuras para defenderte. Al pasar al modo Battle Royale esto se mantuvo e irremediablemente se convirtió en una de las mayores bazas del juego, y que le dan personalidad, y a su vez uno de los mayores motivos para excluir a ciertos jugadores… ¡No puedo disparar y construir a la vez!
  3. Los Battle Royale generan estrés, al menos a mí. Esa sensación de estar en un terreno gigante, solo, con una mano delante y otra detrás, tener que ir rápido a buscar armas antes de que venga algún listo a reventarte, correr, memorizar el mapa, seguir corriendo, vigilar que no haya un francotirador que ponga su punto de mira entre mis cejas (cosa que suele pasar bastante)…, en definitiva, sobrevivir de esta manera me estresa, no puedo remediarlo.
  4. Y por último y más importante: he perdido el ansia por el competitivo. Ya no me motiva en exceso enfrentarme a otras personas. No sé si será la edad, pero prefiero cooperar o jugar en solitario. Y esto lo digo teniendo en cuenta que siempre, a lo largo de mi vida de gamer, he sido competitivo…, en local claro. Recuerdo reunirme en casa de cualquier amigo que tuviera una Nintendo 64 y pasar las tardes dándonos de hostias al Super Smash Bros, pegando tiros al TimeSplitters 2 y al Perfect Dark, echando partidos al Mario Tenis o descojonándonos de la risa en cualquier Mario Party (a poder ser el primero con sus minijuegos revienta sticks).

Qué le vamos a hacer, como dije al principio, ya no estoy para Fortine; y diré que sí, lo he jugado, todo lo que mi escaso tiempo y mi aguante al estrés me han permitido. Pero creo que ha llegado el momento de reconocerme manco en los Battle Royale, no son juegos hechos para mí…

Un vieja escuela que todavía sueña con comprarse una máquina recreativa.

Nunca dejé de soñar despierto, ni a pesar de la edad, de los convencionalismos o los prejuicios... y eso fue gracias a los videojuegos, sin los que yo no seria yo ni me podría reconocer frente al espejo.

Un comentario en “Estoy mayor para jugar a Fortnite

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s